Enorme descubrimiento: Un fármaco anticoagulante evita la pérdida de memoria en el alzhéimer

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en colaboración con un equipo de científicos de la Universidad de Rockefeller de Nueva York (EEUU), han demostrado que el tratamiento con el fármaco dabigatrán, un anticoagulante oral de acción directa, es capaz de retrasar la aparición del alzhéimer en ratones.

Según informa el ABC, el medicamento logró retrasar la aparición de la enfermedad. Un año después del tratamiento los animales no han experimentado pérdida de memoria, ha disminuido la inflamación cerebral, el daño vascular y se han reducido los depósitos de la proteína beta amiloide, señal típica del alzhéimer.

Los resultados preliminares de esta investigación pionera abren ahora una esperanzadora puerta a la prevención y tratamiento de esta grave enfermedad que ha borrado los recuerdos de más de 30 millones de personas en el mundo. Aunque de momento solo se ha demostrado su eficacia en ratones, “lo importante es que este trabajo inicia un campo de investigación en la enfermedad de alzhéimer que se tenía completamente olvidado”, afirma el cardiólogo Valentín Fuster, director del CNIC y autor principal de la investigación.

A la espera de futuros análisis en humanos, los investigadores consideran que este estudio sugiere que el dabigatrán podría ser un posible tratamiento futuro para normalizar la circulación cerebral en enfermos con alzhéimer. “Para llevar a cabo ese tratamiento individualizado será necesario desarrollar una herramienta diagnóstica que identifique aquellos pacientes con alzhéimer que presenten tendencia a coagular. Esa es una de las líneas de investigación en las que nos vamos a centrar en los próximos años”, dijo uno de los investigadores.

 

Fuente: 24horas.cl