Von der Leyen: el “brexit” no es el final sino el inicio de una “nueva relación”

La alemana Ursula Von der Leyen, que se consagrará como primera mujer al frente de la Comisión Europea, presentó el equipo con el que debe enfrentar retos como el cambio climático, el “brexit” o la relación con EE.UU.

“Mi Comisión será una Comisión geopolítica comprometida con las políticas sostenibles”, aseguró Ursula von der Leyen, para quien el nuevo ejecutivo debe “tomar medidas audaces contra el cambio climático”, definir su relación con el Reino Unido o con China, y construir su “asociación” con Estados Unidos.

La futura presidenta de la Comisión Europea desveló las carteras que ocuparán a partir del 1 de noviembre cada uno de los 26 comisarios de su futuro ejecutivo, para la legislatura entre 2019 y 2024, un colegio de comisarios con mucho peso en áreas como el clima y la digitalización y con carteras clave para Italia, Francia o Irlanda.

La estructura de la nueva Comisión cuenta con ocho vicepresidencias, que incluyen tres ejecutivas que vertebran las prioridades de la conservadora alemana.

Elecciones simbólicas

El letón Valdis Dombrovskis estará a cargo de “una economía que funcione en pro de las personas” y repetirá también como comisario de servicios financieros; el holandés Frans Timmermans será el vicepresidente por un Pacto Verde Europeo y gestionará la política de acción por el clima; y la danesa Margrethe Vestager asumirá la vicepresidencia para una Europa adaptada a la era digital y repetirá como comisaria de Competencia.

Los cinco vicepresidentes restantes son el español Josep Borrell, cuyo puesto de alto representante de la UE para la Política Exterior ya acordaron los Estados miembros en julio; el eslovaco Maros Sefcovic (Relaciones Interinstitucionales y Previsión); la checa Vera Jourová (Valores y Transparencia); la croata Dubravka Suica (Democracia y Demografía) y el griego Margaritis Schinas (Protección del estilo de vida europeo).

La importante cartera de Economía recae en el ex primer ministro italiano Paolo Gentiloni, cuyo país ha estado durante meses enfrentado con Bruselas por su reiterado incumplimiento de los objetivos fiscales pactados y su elevada deuda pública.

Von der Leyen aseguró que confía en la amplia experiencia de Gentiloni y dijo que el italiano “sabe perfectamente cuáles son los asuntos importantes”, al tiempo que descartó que la decisión final sobre un potencial procedimiento de infracción por la deuda italiana pudiera estar en manos de Gentiloni. “La decisión la toma el colegio de comisarios”, aseguró.

Un veterano de Bruselas como comisario de Agricultura, el irlandés Phil Hogan, se lleva la cartera de Comercio, muy activa durante la pasada legislatura por la firma de varios tratados de libre comercio con terceros países y la gestión de las tensiones comerciales con Estados Unidos.

La elección del irlandés es particularmente simbólica, ya que una vez se produzca el “brexit” la Unión Europea (UE) tendrá que negociar una nueva relación comercial con el Reino Unido, un proceso en el que el propio Hogan tendrá un papel fundamental.

Von der Leyen aseguró que conoce a Hogan como un “negociador excelente y muy justo” y que ha gestionado “de forma brillante” la cartera de Agricultura, y confió en que la marcha británica de la UE, “si sucede”, sea “no el final de algo sino el inicio de una relación futura” que espera sea “buena”.

En cuanto al actual negociador europeo para el “brexit”, Michel Barnier, Von der Leyen aseguró que debatirá con él una “prolongación” de su tarea porque valora su experiencia pasada en las negociaciones, aunque señaló que todo dependerá de la certidumbre sobre el proceso que haya el 1 de noviembre, el día después de la salida prevista del Reino Unido.

También relevantes son las carteras de Agricultura, que asume el polaco Janusz Wojciechowski; Interior, para la sueca Ylva Johansson, Justicia, que llevará el belga Didier Reynders; o Mercado Interior, para la francesa Sylvie Goulard, quien también asumirá competencias sobre Defensa y Espacio.

Equidad de género

Con catorce hombres y trece mujeres, la futura Comisión Europea, es un equipo bastante renovado de 27 miembros de los que sólo ocho repiten, con una paridad casi perfecta en cuanto a género (con una comisaria dedicada exclusivamente a la tarea de Igualdad, la maltesa Helena Dalli), que cumple con la promesa que hizo Von der Leyen al Parlamento Europeo en julio.

El comisario más joven será el lituano Virginijus Sinkevicius, de 28 años, mientras que Josep Borrell, con 72, es el mayor en un equipo que tiene 55,8 años de media.

Los comisarios designados disponen ahora de tres semanas para preparar el “examen” al que les someterá el Parlamento Europeo antes de confirmar su cargo: una audiencia ante las comisiones parlamentarias de las temáticas de sus carteras que concluye con un informe vinculante sobre la validez de cada candidato, y es un trámite que en ocasiones puede costar el puesto a candidatos, como le ocurrió en 2014 a la eslovena Alenka Bratusek.

La celebración de las audiencias se espera entre el 30 de septiembre y el 8 de octubre, y el voto final de la Eurocámara sobre el equipo al completo se producirá en la sesión plenaria del mes de octubre, a finales de ese mes, para que la nueva Comisión eche a andar el próximo 1 de noviembre.

Fuente: Deutsche Welle (DW)