Google pagará 170 millones en EE. UU. por violar privacidad de niños en YouTube

Es el acuerdo más importante hasta la fecha en la protección de la privacidad de niños, pero no representa mucho frente a los 31.000 millones de ganancias que Alphabet, casa matriz de YouTube y Google, logró en 2018.

YouTube aceptó pagar una multa récord de 170 millones de dólares en Estados Unidos y se comprometió a proteger mejor los datos de los niños que navegan en la plataforma de video en línea, tras un acuerdo con la justicia que los críticos consideran insuficiente.

El acuerdo, anunciado este miércoles por la Fiscalía, requiere que Google y YouTube paguen 136 millones a la Comisión Federal de Comercio (FTC) y 34 millones al estado de Nueva York por violar la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA, por sus siglas en inglés). Esta multa de 136 millones es la cantidad más grande que la FTC ha impuesto en este ámbito desde que el Congreso de EE. UU. promulgó la ley en 1998.

“YouTube promocionó su popularidad entre los niños a posibles clientes corporativos”, dijo el presidente de la FTC, Joe Simons, quien votó a favor del acuerdo, quien agregó que recordó las reticencias de “la compañía a reconocer que partes de su plataforma estaban claramente dirigidas a los niños”, por lo que “no hay excusa para las violaciones de la ley por parte de YouTube “.

Obtener el consentimiento de los padres

En abril de 2018, 23 organizaciones de derechos digitales y protección infantil habían presentado una demanda ante la FTC. Acusaron a YouTube de recolectar información personal de menores (ubicación, dispositivo, números de teléfono) sin conocimiento de los padres, y de usarla para ofrecer publicidad dirigida.

Los anuncios publicitarios personalizados, basados en datos de los usuarios recopilados de manera automática, permiten a Alphabet obtener miles de millones de dólares en ganancias. Alphabet y Facebook manejan la mayor parte de la publicidad en línea, con más de 55% de cuota de participación de mercado en Estados Unidos.

Los niños pueden encontrar muchos programas en la plataforma de video que están específicamente diseñados para ellos e incluso, en algunos casos, han generado nuevos géneros audiovisuales. Es el caso del “unboxing”, videos en los que niños desempacan juguetes ante la cámara mientras van explicando a la audiencia sus características. Además está todo el universo de los “gamers”, jugadores de videojuegos que comentan sus audacias; y los videos de familias que graban sus vacaciones en parques de atracciones en forma de visita guiada.

YouTube responde

En una publicación este miércoles, YouTube dijo que está tomando medidas: “Desde sus primeros días, YouTube ha sido un sitio para personas mayores de 13 años, pero con un auge en el contenido familiar y el aumento de dispositivos compartidos, la probabilidad de que los niños vean sin supervisión ha aumentado”.

En cuatro meses, agregó YouTube, restringirá la recopilación de datos en vídeos dirigidos a niños para “tratar los datos de cualquier persona que vea el contenido infantil en YouTube como proveniente de un niño, independientemente de la edad del usuario”.

YouTube dijo que dejará de publicar anuncios personalizados para niños y que también deshabilitará los comentarios y notificaciones en esos videos. YouTube recomendó a los padres usar su aplicación separada, YouTube Kids, para permitir que los niños menores de 13 años usen el canal por su cuenta.

Fuente: Deutsche Welle (DW)