Por qué es importante mantenernos hidratados durante la jornada laboral

Durante la jornada laboral, es normal sentirse cansado en ocasiones, pero cuando esta situación se vuelve constante, puede que sea hora de empezar a preocuparse. Y una de las primeras cosas que deberíamos preguntarnos en estos casos es: ¿estoy tomando suficiente agua?

El agua es un elemento vital para mantener a todo nuestro cuerpo saludable, pues representa al menos el 60% de todo nuestro organismo. Cuando perdemos un 2% de dicha cantidad, podemos comenzar a presentar signos de deshidratación, señala el sitio de salud HealthLine.

Y entre estos síntomas hay varios que están directamente vinculados con nuestra productividad en el trabajo, pues la deshidratación puede afectar el rendimiento del cerebro y la memoria, así como disminuir la capacidad de concentración.

Dichas consecuencias han sido comprobadas por múltiples investigaciones científicas a través de los años, como por ejemplo un estudio publicado en 2012 en el Journal of Nutrition y, otro dado a conocer en 2011 en el British Journal of Nutrition.

También lo confirma la Dr. Emma Derbyshire, miembro de la ONG británica Natural Hydration Council (NHC), quien explica al portal PersonnelToday que “la evidencia indica que mantenerse hidratado está asociado a un mejor rendimiento cognitivo y mental, y que ayuda a combatir el cansancio y la fatiga, todos los cuales pueden ayudar a aumentar la productividad”.

En ese sentido, lo que recomienda a los trabajadores para mantenerse saludables es consumir al menos 8 vasos de agua al día, o disminuir esa cifra a 6 y complementar con dos tazas de té o café.