¿Los estamos usando bien? El real significado de los emojis que enviamos a diario

Prácticamente no existe persona en el mundo que no haya estado expuesta a algún emoticón. Estar ajeno a ellos es difícil frente a tanta aplicación, sea mediante nuestros computadores o a través de los múltiples dispositivos que existen para esto, como smartphones o tablets.

Lo cierto en todo esto es que la palabra emoji nació a mediados de los años 90′ en Japón. Si la separamos, “e” significa “imagen”; “moji” en cambio, “letra” o “caracter”. Pero no siempre solemos compartirlos según su significado real, es más, muchas veces este es misterioso y desconocido.

Esto fue lo que motivó -en 2013- al australiano Jeremy Burge a crear un software que lo ayudara a entender el significado de estas imágenes. Como resultado fundó la Emojipedia, un espacio virtual que, además de mostrar cuál es el aspecto de estos íconos en las distintas plataformas, también nos dice el contexto en que se utilizan.

Emojipedia

Una organización que los estandariza

Según información compartida por la BBC, existe una entidad a cargo de los emoticones. Se trata de Unicode Consortium, la que -sin ánimos de lucro- se encarga de los códigos de los emojis en todo el mundo, pero ellos no le dan un significado.

Es por eso que el trabajo de Jeremy tiene tanto valor. “Todos los emojis tienen nombres oficiales. Estos son un punto de partida para saber qué significan los íconos. Descubrirlo puede tomar algo de tiempo.

Emojis con significados curiosos

Tal vez uno de los más utilizados en aplicaciones como Whatsapp, Messenger o Instagram, sea el emoji que se ocupa para demostrar temor o gran emoción. Hablamos de la cara que grita de miedo, o (técnicamente) el Face Screaming in Fear. Mejor una muestra gráfica:

Emojipedia

No, el origen de esta imagen no está inspirado en la saga de películas de Scary Movie, sino más bien en la famosa pintura El Grito (Skrik), del artista expresionista noruego Edvard Munch ¿Notas las similitudes?

Seguramente Munch jamás pensó en el alcance que podía tener su obra.

Edvard Munch | El Grito

Edvard Munch | El Grito

 

Otro emoji muy famoso -pero a la vez quizá sea el peor utilizado en cuanto a su contexto- es el que usa como excremento. Su nombre es “Pile of poo” y -en origen- no es una ‘caquita’, más bien pretendió ser un esponjoso, suave y delicioso helado de chocolate.

Emojipedia

Lamentablemente nadie pensó en lo amigable que podían ser esos ojos.

De influencia nipona

La influencia japonesa se percibe en varias de estas imágenes. Tal es el caso de los tres monos que utilizan sus manos para cubrir partes de su cara. Estos primates han sido usados para hacer como que no se ha visto (o leído) un mensaje; para poner oídos sordos a una cosa, o para disimular algo que no se puede (o quiere) decir, cubriendo su boca.

Emojipedia

Estos monitos reciben los nombres de “See-no-evil monkey”, “Hear-no-evil-monkey” y “Speak-no-evil monkey”. En español eso es: “El mono de no ver el mal, el mono de no oír el mal y el mono de no hablar el mal”, tal cual los nombró -curiosamente- la Unicode Consortium.

Su origen está a dos horas al norte de Tokio, en un santuario sintoísta edificado a inicios del siglo XVII. Allí hay esculturas de ellos que recuerdan al antiguo proverbio nipón “no ver el mal, no oír el mal, no hablar el mal“, según explicó el propio creador del diccionario.

Emojipedia

Los ogros y los duendes tal vez no son tan bien entendidos en esta parte del mundo, pero otra vez los japoneses tienen mucho para enseñar de su cultura. En esta ocasión a través de dos conocidos emojis que a más de alguno hizo pensar que se trataban de máscaras.

La figura de la izquierda representa a un ogro que sale por las noches a buscar niños, algo como el Viejo del Saco. La diferencia con Namahage (su nombre en japonés) es que sólo lo hace para Año Nuevo. La figura de la derecha en tanto representa a un duende.

Emojipedia

“Las Conejitas” también poseen su origen en la misma isla asiática y, lejos de ser almas gemelas preparadas para irse de fiesta, son una encarnación de la sensualidad. También se les conoce en el mundo de la animación nipona como un “Kemonomimi”, una figura con caracterizaciones animales.

Emojipedia

¿Te parecen conocidas esas manos? Pues bien, sus usos son relativos y ayudan para varias cosas; ya sea para demostrar “fe” o “chocar los cinco”. La verdad es que este gesto es para los japoneses una forma para pedir disculpas o dar las gracias.

Un mensaje de Steve Jobs

Emojipedia

Para Jeremy Burge hay un mensaje en este pequeño libro abierto que habría escrito el mismísimo fundador de Apple, originalmente en inglés:

Esto va para los locos. Los inadaptados. Los rebeldes. Los problemáticos. Los ganchos redondos en agujeros cuadrados. Para los que ven las cosas de forma diferente. Para los que no les gustan las reglas y para los que no respetan el statu quo“, profesaría el texto.

El párrafo anterior también es un fragmento de Los Locos, una campaña publicitaria de la compañía de la manzanita que se lanzó entre 1999 y el 2000.

Parecidos pero diferentes

Cuando se trata de ir a dormir, o demostrar que se está cansado, se suelen usar dos emojis en concreto. Nos referimos al “Sleepy Face” y al “Sleeping Face“. Traducidos serían algo así como “cara soñolienta” y “cara de dormido”. Ojo que si bien se parecen, no representan lo mismo.

Emojipedia

El emoji de la izquierda ya está completamente dormido. El de la derecha por su parte, demuestra que se está al borde de caer en los brazos de Morfeo. Este último, a su vez, es un guiño a las representaciones de los mangas o historietas japonesas que reflejan el cansancio con una burbuja en la nariz.

Bien utilizados pueden comunicar que estás a punto de quedarte dormido. De todos modos, la gracia de todo este listado es que pueden ser utilizados de la forma en que más se estime conveniente.